Me toca cruzar el río.

Vivir desde allá.

Una nueva experiencia, nuevos horizontes para observar.

Nuevas historias para contarles.

Tiene un dejo nostálgico este blog, porque siempre extrañaré mi Buenos Aires querido.

30 de agosto de 2010

Recuerdos

Es la primera vez que me toca vivir en otro país, vivir en otra ciudad, ser extranjero.
Es una experiencia nueva, y aunque antes de venir me imagine mil cosas de como sería mi vida aquí, todo resultó muy diferente.
La vida cotidiana cambió, el paisaje, surgen necesidades diferentes y los sentimientos están a flor de piel. 
A veces siento alegría, a veces nostalgia, pasan por mi cabeza infinitos recuerdos.
Porque el vivir en otro país, no solo me hace extrañar la vida que llevaba en mi tierra, extraño el pasado, mi infancia, las personas que ya no están con nosotros, todas las memorias que tenía archivadas brotan y se hacen presentes.
Montevideo añade su ingrediente a este viaje al pasado. Aunque la tecnología avance, y a pesar de la globalización aquí se mantienen las costumbres de antaño. Las calles, la gente, los objetos hacen caso omiso al avance del reloj, parecen detenidos en el tiempo. 
Cuando camino por la ciudad sin rumbo, siento que todas las reminiscencias de mi infancia se asoman en las esquinas. Las plazas, los almacenes, la ropa, los comercios cierran a la hora de la siesta.
Este viaje al pasado es una experiencia única, me invita a mirar para atrás, hacer un repaso de mi vida y cuento con la escenografía acorde. 

2 comentarios:

LA-CURACION, By ACO dijo...

Es solo guayabo de haberte ido por primera vez. No te preocupes... pasaran 6 anos... o mas... o menos... y luego cuando vuelvas te encontraras un Buenos Aires desconocido. Asi me paso a mi... todo lo estoy RE --- conociendo en este momento.

El Beso de Woody dijo...

Habrá que aprovechar ese viaje al pasado y sacarle el mejor provecho posible. Seguramente no todo tiempo pasado fue mejor, pero tiene que haber habido muchos buenos momentos para que hoy reaparezcan y al verlos desde otra perspectiva, enseñen e inspiren cosas nuevas.
Te quiero y te acompaño todo lo que puedo en este viaje al pasado, para que podamos sentir que a pesar de los cambios, es maravilloso.